Oposiciones de Informática de Profesor de Secundaria vistas desde dentro

Tabla de Contenidos
Este año, en el que el número de plazas ofertadas para puestos de Informática y Telecomunicaciones se ha visto reducido, aunque no tan drásticamente como en otros ámbitos, a excepción del cuerpo TAI que ha sido directamente eliminado de las oposiciones de los dos últimos años(tanto en estado como en comunidades autónomas) la opción de preparar las oposiciones de secundaria y formación profesional se convierte en una alternativa a tener en cuenta.

Yo nunca me he presentado a unas oposiciones de secundaria, pues siempre tenía claro que lo mío no era la enseñanza, y menos destinada a alumnos sin conocimientos técnicos (que no de informática, pues hoy en día el ordenador está tan presente en los hogares como el televisor en mi generación). Un funcionario de la rama de Administración General, frente a un funcionario informático dedicado a la enseñanza, tiene un sueldo más competitivo, pero también trabaja un número de horas sensiblemente superior a la semana, y disfruta de muchas menos vacaciones. En contrapartida, además de un sueldo inferior, factor que tuvo un peso muy importante en mi decisión de descartar las oposiciones de secundaria, pierde el contacto con los proyectos, tanto de desarrollo como de explotación de sistemas de información (aunque siempre te queda abordar cualquier aventura empresarial o lúdica relacionada con el desarrollo o la técnica de sistemas en tu tiempo libre).

Por tanto, para hablar con conocimiento de causa, cedo la palabra al blog "Sistemas y aplicaciones", mantenido por un profesor de la especialidad de sistemas y aplicaciones informáticas, que por tanto a aprobado esta oposición.

Sobre el exámen teórico de las oposiciones de informática de secundaria, en la parte A, este profesor comenta:

Este examen dura dos horas. Sacan 5 bolas de 65 temas y tienes que escribir sobre uno de ellos.

Sobre el tema de las probabilidades de que te salga una bola con un tema que te hayas estudiado, en función del número de temas que te ha dado tiempo a estudiar y el número total de temas que componen el temario hemos hablado ya en entradas anteriores de este blog. Finalmente, hemos publicado una entrada con un formulario que te permite hacer este cálculo.

Yo llegué a las 8 de la mañana aunque el examen era a las 9. Es importante llegar bastante antes, por una parte de da tiempo a repasar un poco los índices de los temas y las bibliografías - Las bibliografías son lo que peor llevaba -. Por otra parte te tranquilizas y te da tiempo en caso de cualquier cambio. Los profesores publicaron los criterios de evaluación de ese examen y comprobé que lo podía hacer todo bastante bien.

Comparto la opinión de que hay que llegar temprano. Es mucho el esfuerzo invertido, en tiempo de estudio y dinero gastado en material y/o preparador, como para arriesgarte a encontrar un atasco, no tener donde aparcar, una calle cortada, etc. Por el contrario, desaconsejo totalmente llevar apuntes el día del exámen (a no ser que lo hagas por motivos psicológicos, porque te va a dar seguridad, pero nunca porque te debas agotar los minutos antes del exámen repasando). De todos modos, esto va en la condición de la persona (y en algunos casos va a ser inevitable, con independencia de que hagas el propósito de no hacerlo).

No suelo ser muy competitivo, pero en este examen todo el mundo lo es. Sin embargo, creo que es una especialidad en la que se crea un buen ambiente entre los opositores. Incluso este año en el que eran plazas por tribunal. Es inevitable compararte con los demás o desear que les salga peor que a ti.

El tema de la competitividad entre opositores merece una entrada aparte. No hay que confundir "cordialidad" con "buen ambiente". De cualquier forma, esto afecta más a compañeros de preparación (por ejemplo en una academia, en el que en los descansos se pueden contemplar auténticos faroles, del tipo "yo lo llevo fatal", o "no dispongo de preguntas sobre tal o cual tema") que al día del exámen. Yo, normalmente, el día del exámen estoy muy concentrado y prefiero no hablar con nadie. Otra gente, entablando conversaciones libera nervios y tensión. Pero no nos engañemos ¡ Cómo no va a haber competitividad ! Nos estamos jugando "los cuartos" con el resto de gente de la sala.

De las cinco bolas salieron 2 temas que había preparado y otros 2 que podría haber escrito algo. Yo tenía 35 temas bien y se cumplió la estadística completamente. De hecho había más de un 98% de posibilidades de que saliera al menos un tema de los mios. Uno era más abstracto y probablemente de quedan muy bien, otro era más de caracter práctico y relacionado con mis trabajos anteriores. Elegí el segundo para ir más tranquilo y no equivocarme.

Nuevamente, os remito al cálculo de las probabilidades de que te pregunten un tema que sepas en función del número de temas estudiado. La decisión de elegir qué tema desarrollar es muy importante. Una vez tomada no vale retroceder, y hay que tratar de elegir aquella opción que no te haga dudar.

En una de las oposiciones que aprobé (Gestión de Sistemas del Estado, grupo A2), me dieron a elgir entre dos temas, uno que había estudiado y otro que no. Elegí el que no había estudiado, porque estaba muy relacionado con mi trabajo, y lo bordé consiguiendo una de las 10 mejoras notas (entre 200 opositores). Los conceptos fluían libremente, al tratarse de un tema que dominaba mucho. Solamente tuve que dedicar los 10 o 15 minutos iniciales del exámen a elaborar un esquema y a aclarar las ideas. Por supuesto, lo recomendable siempre sería hacer un simulacro del exámen de la oposición para cada tema. Así, sabrás cuanto te dará tiempo a escribir, y evitarás sorpresas desagradables durante el exámen (de haberte extendido demasiado en un epígrafe, y dejar un exámen incompleto). Lo ideal es que hagáis simulacros para aquellos temas en los que lo tengáis menos claro.
Tengo una letra más bien pequeña y ocupé 18 caras, tardé casi las 2 horas y acabé la conclusión al final. En los simulacros hacía la conclusión a mitad del tema y así luego escribía tranquilo. Pero las hojas iban grapadas. Creo que tenía el tema más largo porque fui el único que pidió 3 veces más folios. Pero eso no significaba nada de momento. Salí muy contento, había puesto mucho, todo con ejemplos, implicaciones didácticas, referencias legales y referencias a los estándares ISO o IEEE, bibliografía y contenidos actualizados.
Creo que aquí se relata un aspecto importante diferenciador de estas oposiciones, respecto de las meramente técnicas: el carácter didáctico. Amigos que se han presentado, y han suspendido, habían escrito muchos folios de carácter técnico, pero no habían detallado una bibliografía ni tratado el tema de las implicaciones didácticas.

En esta especialidad, tradicionalmente, no se ha leido luego el tema a menos que lo pidas. Esto no quiere decir que no se vaya a hacer nunca. De todas formas, al menos uno quiso leer y creo que sacó buena nota.

El asunto de la lectura de los temas escritos ante tribunales de oposición ya lo hemos tratado en otras entradas de este blog. Como todo, tiene su técnica y ésta puede ser aprendida y entrenada en caso de que sea necesario.

Si te ha gustado esta entrada, suscríbete para recibir las próximas entradas por correo electrónico. Por favor, apoya este blog.

2 comentarios:

  1. Muy buen post. Me has convencido del todo: quiero prepararme unas oposiciones de informática pero no de secundaria (Soy Ing. Téc. Informática de Sistemas).

    Mis preguntas son las siguiente:
    ¿Cómo puedo enterarme de las plazas que van saliendo? ¿Hay algún sistema de alertas fiable?
    ¿Se espera que salgan plazas este año?

    Muchas gracias, espero su respuesta.

    ResponderEliminar
  2. Felipe, puedes consultar periódicamente nuestra sección de convocatorias , que elaboramos a partir de la información publicada en los boletines oficiales de las distintas administraciones públicas españolas. Este año se han convocado plazas para los grupos A1 y A2 del estado, así como en distintas administraciones locales. Un saludo y gracias por participar en el blog.

    ResponderEliminar