Testimonios: experiencia en aprobar las oposiciones TIC

Tabla de Contenidos
Durante el breve tiempo de vida de este blog os he venido contando mi experiencia para aprobar tres oposiciones TIC de grupos A1 y A2. Durante este tiempo también he venido recalcando que el sistema de trabajo para aprobar una oposición es algo muy personal, y que lo que vale para mí puede que no sea válido para alguno de vosotros. En esta entrada veremos testimonios de otros opositores que han conseguido llegar a la meta, con la idea de que cuantas más experiencias y puntos de vista conozcáis tengáis más material para elaborar vuestro propio sistema, cogiendo de unos y de otros lo que estimeis mejor o lo que mejor se adapte a vuestra forma de ser y de trabajar. Estas experiencias se han tomado de los principales foros, listas de distribución, grupos de noticias y blogs que tratan el tema de las oposiciones TIC. Cedemos la palabra a los aprobados de una o varias oposiciones TIC.

Resumen de varios comentarios de Agustin_Pitufo en el foro de Preparatic:

Yo este año me he sacado el A1. He estado trabajando todo el año y era la primera vez que me presentaba. Yo creo que se puede sacar estudiando, tanto el A1 como el A2, pero vas a necesitar esfuerzo y constancia. También influye la situación familiar (independiente o no, niños, pareja dispuesta a sacrificarse por la oposición, y otros muchos factores...). Estudiaba unas 2/3 horas de lunes a viernes y entre 6 y 8 los sábados y domingos. Empecé a preparar la oposición en Noviembre Para mí, lo duro fue el tercero, tuve un mes de vacaciones y dediqué a la oposición entre 8 y 10 horas diarias salvo un día de descanso a la semana. Mi idea para preparar la oposición (está es mi experiencia personal, así que mira a ver cómo puedes adaptarte una planificación a tus circunstancias):
  • Preparar a muerte el test del A, pero compatibilizar con el B.
  • Tras el test, fue repasando inglés ( tenía la ventaja de contar de antemano con un nivel de inglés que consideraba suficiente para el segundo) y preparando el test del B (repasando el bloque de temario elegido y mirando los temas generales).
Empezando así, tenía las siguientes opciones:
  • Aprobar los dos: era mi primer año y me resultaba imposible estar a tope con las oposiciones, me dejé de preparar el B en cuanto supe que el A estaba "casi" aprobado.
  • Aprobar uno de los dos, pues a muerte con el examen siguiente.
  • Suspender los dos, pues nada, a seguir con tu trabajo y el próximo año vuelta al ataque. En este aspecto ayuda contar con un trabajo en el que estes a gusto.
Creo que el esfuerzo incremental en preparar el test para el A1 y el A2 merece la pena y así consigues más oportunidades. El temario es el mismo pero la profundidad y el modo de preguntar varía dependiendo del grupo y del tema. No fui academia porque en general me cunde más el tiempo por mi cuenta, y no me compensaba perder los días que tenía para estudiar asistiendo a clase. Sin embargo, he oído buenas críticas respecto a ir a academia, sobre todo para preparar el primero. De todos modos, cada maestrillo tiene su librillo y su opinión.


Seguidamente, un resumen de varios comentarios de Santiago en idéntico foro, aunque una aclaración por parte de Oposiciones TIC: el caso de Santiago no es habitual (más bien muy raro), que comentes en la empresa que te estás preparando oposiciones, y que te dejen tiempo para estudiar e incluso un mes de permiso sin retribución. Lo normal es que te calles y seas una tumba, y como mucho te pidas las vacaciones para estudiar sin decirle a nadie el verdadero motivo.

Yo también soy teleco y, como tú, pude sacar la carrera sólo a base de mucho esfuerzo (en mi caso, no a año por curso). No tengo muy buena memoria (algo esencial en el test del primer examen), por lo que tengo que repasar mucho las cosas.

He aprobado este año, y era la primera vez que me presentaba en serio.

Lo he podido sacar a la vez que trabajaba, pero gracias a dos cosas:
- que he tenido mucho apoyo en casa (ya soy papá, pero mi mujer se ha merecido aprobar dos oposiciones ella solita, este año, y mi hija ahora juega a "estudiar" y "hacer exámenes". Cosas de ser hija de un opositor)

- que he tenido mucho apoyo en el trabajo, donde cogí dos meses de excedencia: durante el año antepasado, el 2007, intenté ir preparando la oposición desde mayo. Fui a alguna sesión de Preparatic, llevaba y traía los apuntes todos los fines de semana... no avancé nada de nada. En el trabajo salía todos los días tardísimo, llevaba casi siempre trabajo a casa, acababa tan cansado que no me cundía nada de nada el estudio. Estuve tres meses levantándome a las 5 de la mañana para estudiar dos horas, pero no avanzaba apenas. Una pérdida de tiempo.

Entonces un amigo ya funcionario me dio un consejo: o te lo preparas en serio, o no gastes un minuto, que tu tiempo y el de tu familia vale demasiado para malgastarlo.

Así que decidí ponerme en serio: lo dije en mi empresa, con la confianza de que llevo muchos años en ella, y pedí poder coger un día a la semana para estudiar. Tenía confianza para hacer esa petición, aunque arrriesgando un poco mi posición. El cliente en que estaba trabajando obviamente preferiría contar con mi dedicación completa, y aunque lo aceptaron en principio, en cuanto les llegó la crisis prescindieron de mí. Pero en mi empresa sigo y me encontraron otros proyectos, de hecho sigo trabajando hasta que empiece el curso selectivo.

Pero como te decía, al menos yo, necesité armarme de valor y pedir esos días de estudio en el trabajo, porque necesito muchas horas de estudio y había experimentado que no era capaz de sacarlas. Empecé justo por estas fechas en este plan de ir a muerte: me cogía todos los jueves, desde el 31 de enero del año pasado. Antes de eso, sólo me había estudiado, a trancas y barrancas, 5 temas. Dedicando 12 horas de estudio cada jueves (con una hora para comer y responder correos del trabajo), más la tarde del viernes, más unas 5-8 horas en sábado y domingo, estuve 13 semanas a unos 4-5 temas por semana. Empecé por los temas que en Preparatic indican como más prioritarios.

Aún así, cuando llegó mayo me quedaba por estudiar la mitad del temario. Entonces, cogí un mes de "licencia sin sueldo", al que todos tenemos derecho una vez al año, según el Estatuto de los Trabajadores. Sólo gracias a eso pude sacar el test. Me vino de perlas que se retrasara una semana, para tener más tiempo de hacer tests y repasar.

Luego, como agustin_pitufo, dediqué el mes de vacaciones al tercer examen.

Para el cuarto, pedí otro mes de excedencia (a este ya no tenía derecho automático, pero como digo en mi empresa me facilitaron todo muchísimo).

Así que, sí, es posible aprobar estudiando y trabajando. En mi caso, gracias a la excedencia, y a la ayuda de muchos amigos, y de Preparatic, y una buena dosis de suerte, pude aprobar en un año.

No fui a academia, y tampoco me presenté al examen del A2, porque sentí que iba muy justo de fuerzas y de tiempo, así que sobre eso no puedo contarte ninguna experiencia. Pero tengo la sensación que el A2 es igual de difícil de estudiar y aprobar que el A1, salvo por el tercer examen del A1. Es un examen de desarrollo sobre un tema abierto de leyes y sociedad: el año pasado, por ejemplo, nos tocó escribir sobre "TIC, globalización y crisis económicas". Si te sientes cómoda con ese tipo de examen, por lo demás creo que son iguales en dificultad el A1 y el A2.

Otra experiencia más, en este caso más habitual, de alguien que compaginaba estudio y trabajo, y que empezó aprobando una oposición de grupo C1 para una vez dentro de la Administración, con más tiempo para estudiar, prepararse los cuerpos superiores:


Te cuento mi experiencia por si te puede valer. Yo estaba en la privada, entraba a currar a las 7:00 y raro era el día que saliese antes de las 19:00 (salvo viernes, tardes libres), por lo que si le unimos el tiempo de desplazamientos, entre semana en casa estaba básicamente para cenar y dormir. Además era un trabajo bastante absorbente, pues tenía jefes muy exigentes.

En un momento dado me planteé pasar a una vida mejor y me fijé en las oposiciones de informática. Me puse a mirar lo que había, me leí las convocatorias y las páginas del MAP con información al respecto, y llegué a la conclusión de que con el poco tiempo y el cansancio acumulado que tenía me iba a ser imposible aprobar ni las del A1 (entonces A) ni las del A2 (entonces B), porque las veía dificilísimas, pero vi más o menos a mi alcance las del C1/C2 (entonces C). Esto fue hace un par de convocatorias. El plan fue sacarme esas y luego, con el tiempo libre que te da el ser funcionario, prepararme A y B, o A o B o lo que fuese según lo viera. La parte mala, evidentemente, era que tardaría más en llegar a donde quería (A o B) y que mientras fuese C mi sueldo iba a ser cochambroso, sobre todo comparándolo con mi sueldo en ese momento, pero estaba tan cansado de la privada que no le di demasiada importancia a este hecho (por fortuna mi hipoteca es de antes de la locura inmobiliaria, así que no necesito un sueldazo) y pensé que era la forma más segura de conseguir algo. Me agobiaba mucho la idea de ir directamente a por A o B, suspender y tener que estar (al menos) otro año más asfixiado.

Así que me puse a preparar el C, me parece recordar que en agosto, con el rabillo del ojo en el B (pues el test lo veía muy, muy parecido) los fines de semana, los viajes en tren de ida y vuelta al curro y las vacaciones. Es decir, durante casi un año mi vida fue currar y estudiar (dejando aparte necesidades fisiológicas como comer, dormir y otras). Llegado el momento, me apunté a A, B y C, aunque por desgracia ese año hicieron coincidir el test del B y del C y no pude presentarme al B (no dudé ni un solo segundo en mi elección entre B y C, mi objetivo era claro). En el test del A me quedé lejísimos de aprobar (lógico, ni siquiera miré lo que entraba), pero el C lo aprobé.

Una vez conseguido eso empecé a tener más tiempo para estudiar, porque aunque el aprobado me lo dieron en agosto y hasta febrero del año siguiente no me fui, lo que sí hice fue empezar a salir bastante más pronto del trabajo, sin la preocupación de si a mis jefes les gustaba o no (es indescriptible el placer de decirle a un jefe, cuando te viene con un marrón un poco antes de salir del curro, algo así como "mañana me pongo, ahora no me da tiempo" y ver su cara de "*, deberías decirme que sí, soy tu jefe y te debería acojonar que te podamos echar si no te dejas la vida por la empresa"). Como es evidente por lo que cuento, no les dije que había aprobado hasta que no vi en el BOE mi nombre con mi plaza, por si las moscas.
Por desgracia, durante ese año mi plan se vino abajo porque no pude estudiar prácticamente nada por un problema familiar, pero bueno, esto es anecdótico para tu caso. Me presenté a A y B por presentarme, pero apenas había acumulado algo de material, ni siquiera me lo había estudiado. Evidentemente, suspendí el test tanto del A como del B. Para que te hagas una idea, en este último me quedé a 1/3 de punto de aprobar, yendo al examen solo con lo que recordaba del C de un año antes porque insisto, estudiar no había estudiado nada.

Y con esto llegamos a septiembre de 2007, cuando por fin pude ponerme de nuevo con el plan. Lo cierto es que estaba bastante acomplejado con el A, leyendo la convocatoria y lo que la gente hablaba en este foro me parecía casi inalcanzable. Además, como ya llevaba unos meses currando de C, había hablado con gente de la Administración y la opinión casi unánime era que lo de ser A estaba muy bien, pero que si consigues un B de Nivel 26 en un sitio decente, casi que no te merece la pena ser A, salvo por temas de ambición, porque no vas a ganar mucho más y el nivel de marrones es bastante mayor. Me convencí a mí mismo de que no tenía intención de ser A y me puse a preparar el B de forma exclusiva.

Bueno, lo anterior no sé si te es de alguna utilidad a ti, pero bueno, lo cuento por si le sirve a alguien. El tema está en que preparando el B siendo C, me iba dando cuenta de que la convocatoria del B hace parecer a este más temible de lo que en realidad es. Salvo porque tiene algunos temas más, pocos, el test del B es prácticamente igual de difícil que el del C, o a mí me lo pareció. No me costó mucho prepararme el test teniendo como tenía la base del C, y a partir de cierto momento, hacia febrero o así, empecé a prepararme el 2º y el 3º del B porque el test lo llevaba bastante machacado. Eso me ha valido para aprobar el B sin haberlo preparado prácticamente nada en los últimos meses, porque he estado volcado en el A.

Lo que pienso ahora del B, mirando hacia atrás con perspectiva, es que no era tan difícil como creía, primero porque la diferencia con el C es menor de lo que parece (en realidad la gran diferencia es que hay un práctico, que además tampoco es tan, tan difícil, mucho menos que el del A), y segundo porque, sin querer menospreciar a nadie, viendo las notas de cada examen el nivel de los presentados al B me resultó sorprendentemente bajo en media (por supuesto, he visto gente buenísima, pero pocos), me esperaba una lucha encarnizada con muy buenas notas y no ha sido en absoluto así. He llegado a la conclusión de que si en vez del C en su momento me hubiera propuesto el B, la probabilidad de sacarlo habría sido muy, muy parecida. Todo esto te lo cuento para que tengas claro que, siempre desde mi punto de vista personal (cada uno cuenta la feria según le va), el A2 (antiguo B) creo que es considerablemente más fácil que el A1 (antiguo A) y solo un poco más difícil que el C1 (antiguo C).

Llegué al test del A1 habiéndome preparado exclusivamente el test para el A2 (muy, muy bien preparado), salvo la última semana que me había mirado unos cuantos temas específicos del A1 que según veía de otros años, tenían bastante tendencia a entrar en el test. Pues bien, con esa preparación pasé el test del A1 bastante sobrado. En el inglés no tuve demasiados problemas porque tenía el First más o menos reciente, así que con practicar un poquito de conversación me fue suficiente, creo que si como dices usas el inglés con cierta frecuencia no tendrás ni el más mínimo problema en pasar ese examen.

A partir de ahí, ya que tenía más o menos preparados el 2º y 3º del A2, decidí volcarme en el A1. Al fin y al cabo había aprobado los dos primeros, el A2 lo llevaba bastante bien y, consideraciones laborales aparte, el A1 representaba una oportunidad adicional por si cualquier cosa me iba mal en los exámenes del A2. Aquí mi experiencia no sé si te va a ser muy útil, porque yo todo esto lo he preparado siendo funcionario, con un montón de tiempo libre (solo curro mañanas, y sin ningún agobio), pero bueno, te puede valer por si al final este año apruebas A2 y te quieres preparar luego el A1. A lo que voy, el 3er. y 4º exámenes del A1 me han resultado considerablemente más difíciles que los dos primeros y completamente a otro nivel con respecto al A2 y los he pasado de puro milagrito. He dedicado a ellos muchísimas horas y sé que para haber aprobado más cómodamente le tendría que haber dedicado muchísimas más si las hubiera tenido. A mí me resulta muy complicado pensar que se puedan aprobar esos exámenes en primera convocatoria mientras estás currando en la privada con horario típico de la privada, salvo, por supuesto, que seas un auténtico fuera de serie. Yo creo que aquí todo el mundo te dirá lo mismo: los dos últimos exámenes del A1 son otra historia, otro nivel, en esos momentos olvidas los exámenes anteriores y los del A2 porque no tienen nada que ver en cuanto a dificultad.

En fin, esa es mi experiencia, para lo que te pueda valer. De todas formas falta un dato fundamental en todo esto, y es el número de plazas que saldrán este año. Si, como todo apunta, el número de plazas tanto de A1 como de A2 de la próxima convocatoria probablemente no lleguen ni a la mitad de las de esta última, entonces chica, me arriesgo a decirte que si quieres aprobar algo este año te vayas a por el A2 (que también será difícil además de que porque habrá muchas menos plazas, también porque hay mucha gente que va a A1 y A2 y al haber más suspendidos en el A1 al haber menos plazas, el nivel de los que quedan en el A2 sube al volcarse en este los suspendidos del A1 - menudo trabalenguas -), porque el A1 va a ser casi imposible sacárselo currando y empezando casi en Febrero. Y si no tienes esa urgencia, pues nada, tal vez no te sea necesario pasar por el A2, puede que te sea suficiente ponerte ya con el A1 con vistas a la siguiente convocatoria e ir presentándote este año a A1 y A2 para hacerte una idea (y por si suena la flauta, claro). Siempre con muchas reservas porque el A1 es muy puñetero, y el 3er y 4º examen tienen un componente aleatorio (tribunal) que por lo que he visto puede llegar a desesperarte por muy bien que creas que llevas los exámenes. Esto hace que merezca la pena tener siempre un ojo en el A2 como segunda opción aunque tu objetivo sea el A1.


En futuros posts seguiremos volcando experiencias de interés expresadas por opositores que han llegado a la meta.

0 comentarios:

Publicar un comentario