El exámen de inglés de las Oposiciones TIC

Tabla de Contenidos
La mayoría de oposiciones del grupo A1, ya sean TIC o no, suelen tener una prueba de inglés. Hoy en día todavía haya gente que se plantea la conveniencia de demostrar conocimientos de inglés para acceder a un puesto de los cuerpos superiores de la Administración. Baste decir que vivimos en un entorno globalizado, con lo que esto implica en todos los niveles: necesidad de negociar con organizaciones y proveedores de servicios extranjeros, necesidad de adquirir productos y bienes desarrollados en el extranjero, etc. Además, España forma parte de la Unión Europea, y en consecuencia se ve afectada por la legislación europea, debe enviar representación a los grupos de trabajo formados en su seno y participar en proyectos comunes con el resto de paises miembro. Y no nos engañemos: el inglés es el idioma de los negocios.

Dicho esto de forma general para todos los cuerpos de funcionarios, esta necesidad de manejo del inglés está mucho más clara en los cuerpos de informática y telecomunicaciones. La documentación técnica está en este idioma, y la mayor parte de productos, proyectos y componentes son de habla inglesa.

En las oposiciones de acceso al cuerpo superior de Sistemas e Informática de la Administración General del Estado se encuentran inmersos en mitad de la realización de la lectura del examen de inglés, motivo por el que veo útil repasar las peculiaridades de esta prueba.

En una entrada de agosto de 2009 ya tratábamos algunos aspectos claves del examen de inglés de las oposiciones:

Para pasar este ejercicio es casi tan importante como los conocimientos de inglés técnico (cualquier técnico TIC que ejerza su profesión está habituado a leer y traducir documentación técnica en inglés a diario) la práctica en escribir textos manuscritos con gran rapidez. Con el tiempo, una vez dejada la Universidad, nos acostumbramos a escribirlo todo en el PC y nos cuesta trabajo tomar notas o escribir con letra clara, legible, y a gran velocidad. Como todo en esta vida, la práctica es la madre del saber, así que lo mejor que podeis hacer es realizar simulacros reales, y cronometraros.

Desconozco si los aspirantes de este año leyeron este comentario (y sería un iluso si pensase que descubro algo nuevo, pues el hecho de pasar el primer exámen de test ya es prueba de que son aspirantes muy preparados), pero lo cierto que el tema de la velocidad de escritura manuscrita ha sido una de las principales quejas del ejercicio de este año. Para muestra, un comentario de un opositor recien terminado el exámen en el foro de Preparatic.com:

Yo siempre he escrito despacio, así que imagínate cómo me he quedado ante un examen que es 75% muñeca y 25% dominio de la lengua inglesa. Conozco perfectamente la teoría de que "los que hablan inglés mejor, traducen más deprisa" y es cierta, pero sólo en parte, porque cuando se pone un examen más largo que difícil se está primando más la velocidad de escritura que el conocimiento. No es que tenga ninguna minusvalía en la muñeca, sino que cuando escribo muy deprisa me sale una letra ilegible y sé que sobrepasado cierta velocidad ni siquiera yo soy capaz de entenderme, así que lógicamente evito sobrepasar ese límite. Mis esperanzas están puestas en el oral, que suelo hacer bien, pero no deja de ser frustrante tener la sensación de que se están evaluando cosas que deberían ser completamente ajenas a la oposición o que afectaran de una forma transversal.

Aparte del derecho al pataleo, lo cierto es que hay que hacer muchos simulacros para entrenar la muñeca con la escritura manuscrita.

Profundizaba más sobre el tema del exámen de inglés de las oposiciones TIC en esta entrada de Septiembre del año 2010:

El exámen de inglés de la oposición del cuerpo TIC - grupo A1 del estado consta de tres partes:
  • Traducción
  • Lectura
  • Conversación

Sobre el desarrollo de la primera parte, decía:

El día del exámen, te facilitarán un texto en Inglés (puede ser técnico o no, también han puesto en varias ocasiones normativas y leyes europeas) para su traducción. Normalmente, tendrá una extensión de unas 500 palabras, y no darán todo el tiempo disponible en la convocatoria (1 hora) sino que pueden recortarlo considerablemente (30 minutos).

Y mi consejo para preparar esta primera parte, era el siguiente:

Un factor crítico en este exámen es la velocidad escribiendo. Localiza exámenes de otros años (en nuestro wiki he colgado unos cuantos), y haz unos cuantos simulacros en unas condiciones lo más parecidas posibles a las que tendrás el día del exámen: folio, bolígrafo, reloj, y traduce lo que te de tiempo en 30 minutos. Durante la realización del ejercicio, no te detengas en palabras técnicas o desconocidas. Trata de hacer una traducción no literal, de tal forma que respetes el significado de la frase.

Cuando te encuentres una palabra que no seas capaz de traducir, pues seguir alguna de las siguientes estrategias:
  • Saltártela, tratando que afecte lo menos posible al significado global de la frase.
  • Tratar de suponer su significado por el contexto.
  • Dejarla en inglés entrecomillada.
  • Como último recurso, dejar un espacio en blanco.
  • La solución de dejarla en inglés entrecomillada puede resultar chocante, pero aquí podemos jugar con la gran cantidad de términos en inglés predominantes en el lenguaje TIC ¿Cómo traducirías framework? ¿Y workbench? ¿Traducirías "library" como librería o como biblioteca? Hay que tener cuidado con estas cosas, pero en cualquier caso no van a ser determinantes sobre el aprobado final (a no ser que "canten" demasiado"). Un aspecto que hay que cuidar, aunque parezca imposible de hacer con solo media hora de tiempo, es el de la presentación. El día de la lectura el tribunal tendrá una copia de nuestro ejercicio, así que cuanto mejor presentación tenga, sin tachones, con letra clara, etc. mejor será la impresión que produzcamos en éste. Tampoco debemos torturarnos si nos da tiempo a terminar la traducción. El exámen tiene tres partes, y si nos dejamos llevar por el desánimo es posible que nuestra preparación de las otras dos sea deficiente. En tu misma situación habrá mucha gente.
    Y ahora viene lo que en mi opinión es lo más importante, y que muchos opositores no tienen en cuenta. ¡No hay que caer en el desanimo, aunque pienses que estabas mucho mejor preparado de lo que tu exámen refleja! El exámen no ha terminado, en realidad acaba de empezar. El tiempo limitado ha sido el mismo para todo el mundo, y es en la lectura y en la conversación donde podeis decantar la balanza a vuestro favor. En este punto recomendaba que vuestra preparación de la segunda y tercera parte del exámen empezase nada más llegar a vuestra casa, después de terminar la primera parte:
    Una de las ventajas de los ejercicios de oposición que requieren lectura, consiste en que el opositor puede preparar la defensa al llegar a casa, de tal forma que pueda mejorar la calidad de lo escrito (que es invariante) con el resto de factores que no son invariantes (tu seguridad en la lectura, y la conversación). Al llegar a casa, trata de localizar el texto del exámen en la web (normalmente son téxtos de dominio público) y seguidamente intenta hacer un "volcado" del exámen: escribe en un folio el texto traducido de la forma más parecida posible a como lo hiciste durante el ejercicio escrito. Seguidamente, haz un simulacro de lectura (con tu pareja, con un amigo, etc.). Trata de cuidar el lenguaje no verbal, transmitiendo seguridad, entonando bien, cuidando la pronunciación, etc. Es inevitable que todos estos aspectos influyan en el tribunal.
    Otra consejo que os daba, y en el que me reitero, es que asistais a las sesiones públicas de lectura de los ejercicios:
    Las lecturas se harán en diferentes días en un salón de actos (el último año leían 7 personas por sesión), y lo que es más importante, la entrada es libre hasta completar el aforo. Es esencial que, si resides en Madrid, asistas a todas las lecturas posibles anteriores al día que te toque leer a tí. Podrás descubrir la dinámica de funcionamiento, y aprenderás de los errores de los demás (que siempre es menos traumático que aprender de los errores propios).
    Por último, daba una serie de consejos para la preparación de la tercera parte del ejercicio de inglés, la conversación:
    ¿Cómo se práctica la conversación? Pues haciendo lo que hace la gente para mejorar su nivel de inglés: viajando al extranjero, apuntándote a una academia, conectándote a una red social y conversando vía Skype o cualquier otro servicio de voz con las amistades que puedas hacer, visitando chats en inglés (aunque en mi opinión, esta medida no ayudaría precisamente porque no prácticas la conversación. Mi nivel de inglés en lectura y escritura es muy superior a mi nivel de inglés de conversación), viendo películas y series en versión original, etc. Si durante la conversación no entendeis algo, no dudeis en pedir que repitan la pregunta. Eso sí, no contestéis con monosílabos ni os vayais por las ramas. Durante la misma, también es importante transmitir seguridad y cuidar el lenguaje no verbal.
    Espero que os sirvan de algo estos consejos repescados del pasado, tanto para los que estáis en mitad de la realización del segundo ejercicio del grupo A1 TIC de la AGE, como para los que acabáis de empezar la preparación de unas oposiciones. Si te ha gustado esta entrada, suscríbete para recibir las próximas entradas por correo electrónico. Por favor, apoya este blog.

    0 comentarios:

    Publicar un comentario