Cierre del ejercicio presupuestario y retrasos en la ejecución de proyectos informáticos

Tabla de Contenidos
Como habréis podido apreciar los fieles visitantes asiduos de este blog (que pese a no ser muchos, los hay), en el último mes ha decrecido la actividad publicadora de oposicionestic, y el número de páginas añadidas a nuestro temario.

Entre varias razones, hay una que os puede resultar de interés a vosotros, futuros funcionarios TIC: el pico de trabajo que se produce en los dos últimos meses del año en la Administración con motivo del cierre del ejercicio presupuestario.

La Administración, como cualquier otra organización que se apoya para su funcionamiento en sistemas de información, contrata el desarrollo y explotación de estos sistemas en función de sus necesidades, y realiza la planificación temporal de estos desarrollos a partir de las esfuerzos y costes necesarios estimados. El estado de las técnicas actuales de estimación de esfuerzos y costes para proyectos informáticos merece una entrada aparte, por su precariedad. La Informática, como ingeniería, tiene que hacer todavía esfuerzos importantes en este campo.

El tema está en que la Administración, para sus proyectos, hace planificaciónes temporales, y éstas por supuesto que pueden durar varios años (la Ley de Contratos establece de forma genérica que los contratos durarán el tiempo necesario para su ejecución, contemplándose la realización de prórrogas).

Durante la ejecución de estos proyectos, es necesario ir realizando pagos parciales, en función del trabajo realizado (la idea es que los contratistas vayan recibiendo liquidez para así poder afrontar ellos también sus gastos). Este dinero viene de los créditos presupuestarios asignados al proyecto (en la realidad no es tan simple, pues el presupuesto no se hace en base a proyectos o expedientes de contratación, sino a "actuaciones", y cada actuación se puede materializar a través de varios proyectos), y los presupuestos se realizan de forma anual.

En la fase inicial de concepción del proyecto, en la que se redactan los Pliegos de Prescripciones Técnicas y Administrativas, es cuando se estima el tiempo necesario para desarrollar el proyecto, y cuanto dinero costará para cada anualidad.

Sin embargo, una cosa es la previsión y la estimación (que no voy a negar que en muchas ocasiones es grosera, y se hace a ojo de buen -o mal- cubero), y otra cosa muy distinta es la ejecución. El caso es que los proyectos informáticos, en especial los de desarrollo de software, se retrasan siempre. ¿Qué implicaciones tienen este retraso de cara a la finalización del año, y el cierre del ejercicio?

El Director Facultativo del proyecto (espero que muchos de vosotros, los que aprobeis unas oposiciones de grupo A1 o A2) tiene que controlar en todo momento el grado de avance de los trabajos. Si el retraso es mucho, y en el mes de Septiembre ya se percibe por poner un ejemplo que de los 400.000 euros presupuestados para el año, el avance de los trabajos no va a dar ni para abonar 100.000, se tiene que encargar de que este dinero se retorne, y que se trate de reservar en el presupuesto del año que viene. Sin embargo, en otros casos esto no está claro, y se estira la cuerda hasta el final de año, dando al contratista la oportunidad de que pegue un empujón y que realice los trabajos que tenía que realizar este año, para poderselos abonar.

Esto se traduce en que en los meses de Noviembre y Diciembre se tienen muchísimas reuniones de seguimiento, mucha presión, y al final, muchísimo papeleo (tanto para quitar el dinero del presupuesto de este año, ya que no se va a gastar, como para tramitar los abonos de los trabajos que efectivamente sí que se han podido realizar).

Al final, por muy disciplinado que seas, por mucho que plurianualices tus contratos, y por muy encima que estés de los proyectos, esto siempre acaba pasando al final de año (haciendo que uno, por las noches en su casa, tenga que escribir documentos de trabajo en vez de entradas en su blog XD )

2 comentarios:

  1. "Este dinero biene de los créditos...", mejor del verbo Venir.
    Por otro lado, esta muy bien tu blog y lo sigo a menudo y totalmente cierto que el trabajo al final de año es brutal, te lo dice un trabajador de asistencia externa super presionado.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Cosas de escribir deprisa y de que la 'b' y la 'v' estén tan cerca en los teclados qwerty (por cierto, típica pregunta de exámen de oposición).

    Muchas gracias por tus comentarios -y por tu corrección :) -, @Anonimo, y ánimo, que ya queda poco para pasar el tirón del cierre presupuestario del ejercicio.

    ResponderEliminar